Totalmente flipada y sin palabras, así es como me he quedado esta mañana. Tenía un mail de alguien muy especial, alguien completamente admirable para mí y de la que hacía tiempo que no sabía nada: la mismísima Bárbara G. Rivero. Podría explicaros de qué iba el mensaje, pero mejor os lo dejo aquí:

Hola Sole, ¿qué tal estás? Antes que nada quiero darte mil gracias por todo lo que estás haciendo en el blog. También me gustaría que mandaras un cariñoso saludo de mi parte a todos los que comentan en él. Me encanta que gracias a Laila Winter hayáis encontrado amigas y gente maravillosa que comparte vuestros gustos. También quiero agradecer a las chicas que montaron el foro, me dejo totalmente impresionada la primera vez que lo vi. Os sigo a todas desde mi escondite en Ïalanthilïan 😉  lo poco que mi tiempo libre me permite, claro.

Bueno, como sabrás, a mi me gusta probar distintos hobbies, descubrir cosas nuevas que me gusta hacer y tratar de ponerlas en práctica, y sobre todo, no ponerme límites nunca jamás. Recordando el primer libro de Laila Winter (hace mucho tiempo que lo escribí, pero lo recuerdo como si fuera ayer), se me ocurrió una idea. Imaginándome cómo podría ser un colgante de Lunarïe de piedra luna y plata, me dije: ¿por qué no dejar de imaginarlo y tratar de hacerlo?  Pues bien, el resultado, aunque no se vean todos los tonos azulados que desprende la piedra luna y que te aseguro que son maravillosos y totalmente lunarïes, es el siguiente:

Colgante de Lunarie - Piedra luna y plata

¿Qué te parece? Es un árbol de plata del Bosque de Eurídice con una piedra luna parecida a la del libro de Laila. ¡Espero que te guste!

¡Muchísimos besos de mi parte para todos!”

……………………………

O.O Absolutamente impresionante, Bárbara, de verdad que me he quedado sin palabras. Lo malo es que ahora tengo una envidia terrible, ¡ya me gustaría a mí tener un colgante de Lunarïe en plata! jajaja ^^

Voy a desvelar una curiosidad sobre Bárbara que seguro que no sabréis y que a ella no le importará que lo diga. ¿Sabéis por qué tiene ese gusto tan impresionante por las joyas y las piedras preciosas que se puede ver reflejado en sus libros? Porque además de médico y escritora, ¡¡Bárbara es gemóloga!! ¡Es una experta en piedras preciosas y sabe de todos estos temas! Pero esto casi nadie lo sabía, ¿verdad?  😉 Lo que no sé es de dónde saca todo el tiempo para todo eso, algún día descubriré su secreto XDD

Gracias desde aquí por escribirme, Bárbara, y por esas sorpresas que siempre nos tienes preparadas.

Anuncios