Hace muchos meses se anunció, no supimos nada durante mucho tiempo y fue hace nada cuando se supo la fecha oficial, y ¡¡YA MISMO ESTÁ AQUI, QUEDA MENOS DE UNA SEMANA!!

Lo único que tenemos, LO ÚNICO QUE SABEMOS, ES EL FAMOSO FRAGMENTO:

———————————————————

Muy lejos en lo alto, el sol apenas iluminaba el cortado de rocas grises que caían como una cortina de plomo llena de dientes, y la noche se desparramaba sobre la inmunda ciudad de Throagaär, rebosante de vida. Un destello púrpura, un ojo engañoso que distorsionaba el paisaje opresivo era la única luz, tan siniestra como el aleteo de un cuervo carroñero. Las sombras se deslizaban por la tierra como dedos untuosos, buscando con ansia el aroma de la sangre.
Aurige miró a Laila con ojos aterrados pero la chica no hizo gesto alguno ni sonrió al verla. La daga en su mano se teñía de rojo.
– Las has matado –la voz de la lunarïe fue un eco entrecortado de horror al descubrir los cuerpos sin vida de Cyinder y Nimphia a los pies de su amiga.
Laila ensayó una mueca que pretendía ser una sonrisa sarcástica. Sus ojos verdes relucían en medio de la penumbra como dos esmeraldas espectrales. Las sombras se movían a su alrededor, sonrientes, llenas de colmillos afilados.
– No puedo creerlo –gimió Aurige en un susurro sin poder apartar la vista de las figuras inertes, las lágrimas surcaban sus mejillas–. Tú no, Laila…
– Sí –confirmó ella con el cuchillo destellando por entre los hilos de sangre–. Y ahora, ya sólo quedas tú…

———————————–

Sólo quedamos nosotros para averiguar si todo acabará bien, ahora mismo, sólo vemos sombras. Parece que habrá cosas malas que tendremos que averiguar.

Confío en Laila, confío en ellas cuatro…

Para leerlo, para saberlo, ya sólo quedas tú.

Anuncios