¡Hola nemhiries!  Una vez más aquí estoy con una pregunta que le mandé a la autora de Laila Winter hace unos dias y de la que ya tengo contestación. Me alegro mucho de que os haya gustado esta sección y de que escribáis vuestras preguntas para que yo se las mande a Bárbara ^^ Como sabéis, las irá contestando poco a poco mientras el poco tiempo disponible le permita. Esta semana pasada le mandé la pregunta que me dejó el forero Qentris antes de irse a Paris xD :

– Hola otra vez Bárbara, aquí estamos otra vez con la intención de que nos contestes a las preguntas que nos hace la gente sobre Laila Winter y sobre ti. Esta ocasión es un poco distinta ya que no se trata de hablar de Laila en sí, sino que uno de los comentaristas del blog, Qentris, quisiera saber lo siguiente:

¿qué consejos darías para los nuevos escritores?

Gracias una vez más por tu respuesta y por estar ahí ^^

Bárbara G. Rivero:

– Bueno, quisiera mandarle un saludo muy especial a Qentris y también decirle que gracias por hacer esa pregunta porque tenía muchas ganas de tratar este tema.

Sobre todo lo más importante para un escritor novel es que jamás pierda las ilusiones ni la fe en sí mismo. En el camino del escritor van a surgir muchos contratiempos (desánimo, rechazos de editoriales y todas esas cosillas), pero si uno insiste, trabaja y se esfuerza por lo que quiere, al final lo consigue. Aunque parezca increible, al final se consigue.

Y entonces llega el momento definitivo: cuando ya vas a publicar y por fin todos tus sueños se hacen realidad. Yo aconsejo a los escritores nóveles, que aunque parezca un camino de rosas no vendan su alma al diablo y se lean los contratos con mucho cuidado. Yo con mi editorial he tenido mucha suerte, pero no todas son iguales ni os ofrecerán lo mismo.

Ese es el consejo más importante; los autores son mucho más valiosos de lo que os quieran hacer creer, y vuestra idea, ese futuro libro que al final conseguiréis publicar, es el que pone en marcha todo lo demás (editoriales, libreros, etc.). Que nadie os haga creer lo contrario. Vuestra idea es una pequeña parte de vuestra alma, no la vendáis fácilmente ni a cualquiera.

Anuncios